saltar al contenido
Las mejores fundas personalizadas IWB con envío gratuito rápido

Entrenamiento con armas de fuegoTodos quieren poder disparar mejor o cuestionarse por qué tienen problemas, en muchos casos se le echa la culpa a la pistola. Aunque puede haber defectos en una pistola que podrían afectar la precisión de sus disparos, la mayoría de las veces se reduce a dos áreas principales de preocupación, la primera es la munición. Ahora podrías estar diciendo por qué la munición, por lo que esta es una oportunidad perfecta para mencionar que dependiendo de la munición que estés disparando puedes obtener variaciones en cada ronda que harán que dispares alto o bajo. Algunos de los factores en la munición que pueden contribuir a estas variaciones son la cantidad de pólvora en cada proyectil e incluso la cantidad de rizo alrededor de la bala que se aplica a cada ronda cuando se carga. Un experto en balística podría señalar una amplia variedad de cuestiones. Solo queremos señalar que cuando se ve por primera vez en su arma de fuego es bueno comenzar con munición de calidad para eliminar cualquier problema posible.

Una vez que haya eliminado la munición como factor contribuyente, el último y más común problema comienza con el tirador. Ahora podría decir que no a mí, y muy bien podría ser un buen tiro, pero no leería este artículo a menos que quisiera mejorar su talento como tirador de alguna forma. Ahora, ¿cómo podemos ayudar a todos los tiradores nuevos o experimentados, volviendo a los principios básicos del tiro? A continuación, enumeraremos los principales pasos para mejorar su disparo y ajustar su agrupación.

Es importante tener en cuenta que debe comenzar seleccionando un rango en el que sea competente y sienta que puede disparar con precisión. Una vez que perfeccione su tiro a esta distancia, puede intensificar su juego y avanzar más para llevar sus habilidades al siguiente nivel.

Los conceptos básicos de disparo se pueden dividir en varios pasos simples. Si evalúa cada uno de estos uno por uno, encontrará que su precisión de disparo mejorará exponencialmente.

Paso uno: alineación adecuada de la vista

Usar una alineación visual adecuada es fundamental para alcanzar lo que realmente estás apuntando. Las miras de las armas de fuego están correctamente alineadas cuando la mira delantera está perfectamente alineada entre las cuchillas de la mira trasera. La parte superior de la mira delantera debe estar nivelada con la parte superior de la mira trasera. Una mira frontal alta hará que dispares alto, y golpear el objetivo a la derecha de la diana se debe a que la mira delantera está demasiado a la derecha entre las hojas (hojas) de la mira trasera. Perfeccionar una imagen visual adecuada es el primer paso para mejorar la precisión de disparo.

Paso dos: enfoque

A medida que trabaja para mejorar la alineación de la vista con cada disparo, otro componente clave para saber hacia dónde apunta la vista es enfocarse en la vista frontal. Al centrarse en la vista frontal, podrá discernir más fácilmente si su alineación de la vista es incorrecta. Si te enfocas en el objetivo o la mira trasera, te resultará mucho más difícil determinar cuándo tu mira está mal alineada y te encontrarás luchando.

Paso tres: control de disparo

Puede deshacerse por completo de su imagen visual perfecta sin un control de gatillo adecuado. Si aprieta el gatillo incorrectamente, puede tirar o empujar la parte delantera de la pistola en diferentes direcciones. El control adecuado del gatillo se logra al centrar el gatillo en el medio de la almohadilla en su dedo para que usted apriete el gatillo hacia atrás. El uso de la parte frontal de la almohadilla más cercana a la punta de su dedo hará que presione el gatillo y empuje el cañón. O usar el pliegue de su dedo hará que apriete el gatillo hacia los lados.

Paso cuatro: control de la respiración

Una vez que hemos perfeccionado el arte de la alineación de la vista y el control del gatillo, eso puede afectar la alineación de la vista al apretar el gatillo. El siguiente paso es mejorar su control de la respiración para ajustar el movimiento de la pistola mientras sostiene la pistola frente a usted. Este es un antiguo básico que se transmite de padres a hijos e hijas en todo el país, sin embargo, muchas veces se olvida. Simplemente respire, deje salir la mitad del aire y luego aguante mientras aprieta el gatillo, enfocándose en el seguimiento de hacer que el gatillo toque la parte posterior del guardamonte o la empuñadura. Al hacer esto, le ayudará a estabilizar el arma y el seguimiento ayudará con el control del gatillo.

Paso cinco: Mantenga el control

Si está ejerciendo un control respiratorio adecuado, ¡esto debería ser fácil! Mientras aprietas el gatillo, debes mantener tu cuerpo completamente quieto. El ajuste más pequeño en su cuerpo puede hacer que pierda su tiro. Es por eso que siempre es más efectivo usar un apoyabrazos al apuntar con su arma para eliminar su movimiento como un factor que está afectando el disparo.

Aunque cada uno de estos pasos parece simple y puede estar pensando que lo ha escuchado muchas veces, volver a lo básico es esencial para mejorar su disparo. Nuestros estilos de disparo y cómo operamos son esenciales para nuestra precisión. Le recomiendo que siga cada uno de estos pasos y trabaje para perfeccionarlos uno por uno en el orden indicado. A medida que trabaje en la alineación de la vista adecuada y tenga la confianza de que luego se moverá para enfocar, lo que dirige su atención hacia la vista frontal allí al mejorar aún más su imagen de vista.

Una vez que haya perfeccionado estas habilidades, le resultará mucho más fácil cambiar las cosas al aumentar su distancia de disparo e incluso practicar disparando sacando su pistola de su funda, ya sea abierta u oculta. Happy Shooting!

Deja un comentario





es_MXSpanish
0